Preparación para una temporada de esquí en La Molina

//Preparación para una temporada de esquí en La Molina

Preparación para una temporada de esquí en La Molina

Queridos esquiadores, desde la Escuela de Esquí de la Molina os queremos dar algunos pequeños consejos para preparar la próxima temporada de esquí en La Molina.

Antes de todo, tenemos que tener en cuenta, que el nuestro, es un esquí en La Molina recreativo. Queremos poder pasar una jornada completa sin sufrir cansancio y de una manera saludable, por lo cual, tendremos que hacer una pequeña preparación física que se adapte a estas dos variables. Vamos pues, a dar algunas pinceladas para trabajarlas fuera de las pistas.

En cuanto a la primera, tenemos que analizar que tipo de actividad vayamos a hacer. La gran mayoría de esquiadores estamos en pistas entre unas 5 y 7 horas, pero no todo el rato de esquí (paradas, remantadores, colas…) es decir, existen descansos. Y por otro lado no todo el rato esquiamos a la misma intensidad o al mismo nivel.

Así pues, cualquier trabajo fuera del esquí en La Molina en las pistas, que mejore nuestra resistencia, será beneficioso: recomendamos tipos de actividades que aparezcan descansos y cambios de ritmo, como por ejemplo, deportes de equipo, tenis, clases guiadas de sala… o sencillamente alternar diferentes modalidades seguidas a diferentes intensidades. Para entendernos, no buscamos correr 10km en un tiempo determinado.

En cuanto a la segunda, tenemos que conseguir minimizar el riesgo de lesiones, durante el esquí, que dependan de nosotros.

De las 4 capacidades físicas básicas, la fuerza, es la que más participa en nuestra disciplina. Pero es un tipo de fuerza compleja. El esquí es un deporte lleno de irregularidades al terreno, de cambios de dirección, de cambios posturales y de inestabilidades; y nuestros músculos y articulaciones tienen que estar mínimamente preparados por estas situaciones.

Por otro lado, al esquí en La Molina predominan los movimientos circulares y las rotaciones (hacemos curvas y nuestro cuerpo gira para hacerlas). Y en cuanto a segmentos corporales, por orden de importancia iremos de bajo a arriba (piernas, tronco y brazos).

Así que, con todo esto, vamos a intentar hacer un trabajo de fuerza adecuado. Evitaremos ejercicios clásicos de fuerza de gimnasio y los cambiaremos por trabajos más dinámicos como inestables, propioceptivos, pilates, equilibrios, fitball… con el objetivo de tener una musculatura que sepa reaccionar ante cualquier traba y que se adapte al máximo de movimientos que realizamos durante el esquí en La Molina.

Y recordamos, que sin una hidratación adecuada y unos estiramientos mínimos no tendremos una musculatura efectiva.

¡Con todos estos consejos, os deseamos salud y una buena esquiada!

Álvaro Lloris Herrera. Profesor de la Escuela de Esquí en La Molina y licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

2019-10-16T08:43:55+00:00 15 octubre, 2019|

Si contínues utilitzant aquest lloc acceptes l'ús de cookies més información

Els ajustaments de cookies d'aquesta web estan configurats per "permetre cookies" i així oferir-te la millor experiència de navegació possible. Si segueixes utilitzant aquesta web sense canviar els teus ajustaments de cookies o fas clic a "Acceptar" estaràs donant el teu consentiment a això.

Tancar